Tres Principios Básicos del Emprendedor 10%

Emprender tu propio negocio ha pasado de ser una moda pasajera para los más atrevidos con buenas ideas, a ser un estilo de vida tan normal como el de tener un trabajo fijo. A pesar de las cientos de historias de emprendedores exitosos que leemos constantemente en los medios, muchos todavía no se atreven a dar el paso, y por razones válidas.

Quizás tienes una buena idea para un negocio, pero te gusta tu trabajo fijo. Quizás no seas muy fan de tu empleo, pero sí de los beneficios que te permiten tener una calidad de vida razonable (seguro médico, plan de retiro, vacaciones pagadas, etc.). Quizás simplemente quieres usar tus talentos para ayudar a otros y recibir ingresos por ello.

Si te identificas con cualquiera de estos puntos , te quiero proponer algo. Existe una tercera vía, así que ya no necesitas decidir entre crear tu propio negocio o mantener tu empleo. Aprovecha lo mejor de ambos mundos, convirtiéndote en Emprendedor 10%.

¿Qué significa ser un Emprendedor 10%?

Ser Emprendedor 10%, como lo indica el nombre consiste en pasar al menos 10% de tu tiempo y de otros recursos (tu dinero, tus habilidades, etc.) construyendo proyectos independientes, que se relacionen con tus áreas de interés y te generen valor a largo plazo.

Al adaptar el emprendimiento a tus necesidades y estilo de vida, no tienes que arriesgar tu futuro financiero y dejar tu empleo persiguiendo una idea sin saber si funcionará. Como Emprendedor 10%, puedes ir experimentando y perfeccionando tu negocio mientras conservas la seguridad de tu trabajo regular y dar el salto a 100% solo cuando te sientas listo.

¿Te animas a iniciarte como Emprendedor 10%? Toma en cuenta estos tres principios básicos

1- Elige proyectos que se adapten a tus fortalezas e intereses

Busca oportunidades vinculadas con los talentos que ya has desarrollado en tu carrera y en tu vida. Mientras esta oportunidad de negocios sea más afín a tu experiencia, te será más fácil arrancar, hacer contactos de negocios y alcanzar el éxito. Serás más eficiente si integras tus fortalezas, tus intereses y tus conexiones en torno a tu emprendimiento.

2- El tiempo para emprender existe, si puedes mantenerte en el presente

Posiblemente, te estás preguntando sobre cómo hallar espacio en tu agenda para emprender. Esto va más allá del número de horas que inviertas en tu negocio, sino en cómo aprovecharlas al máximo, para evitar sacrificios innecesarios en otras áreas (como tu empleo regular o tu tiempo  personal o con familia y amigos). La clave está en organizar tu tiempo y planificar actividades relacionadas a tu negocio.

Además, si te gusta lo que estás haciendo, le cederás más espacio en tu agenda.

3- Tu trabajo regular es tu prioridad

Tu trabajo fijo te da la seguridad financiera para experimentar con otros negocios, por lo tanto debes respetarlo y darle la prioridad que se merece. Por ello, es importante que “guardes” tu emprendimiento en la gaveta durante las horas laborales, y no uses los recursos de la oficina para tu negocio. Sé transparente y respetuoso con tu jefe y tus colegas, lo cual puede abrirte grandes oportunidades: podrían convertirse en clientes fijos o, incluso, en inversionistas

Sigue estos tres principios básicos y, en poco tiempo, estarás dando los primeros pasos para construir tu primer proyecto como Emprendedor 10%. Te aseguro que al hacerlo, no solo aprenderás muchísimo y crecerás profesionalmente, sino que las vivencias que tengas al desarrollar tu negocio harán que tu vida sea más dinámica y emocionante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *