Elegir Estabilidad O Emprender: Un Dilema Al Que Puedes Decirle Adiós

Por: Paula Russa

Toda la vida hemos crecido con una noción un tanto errada.

Recuerdo perfectamente cuando era pequeña e iba a la pastelería con mi mamá. Lo primero que ella me decía era “escoge un solo pastel” y yo, sin entender, me resignaba a renunciar a mi deseo de tener todo lo que yo quería experimentando, desde muy joven, esa sensación de confusión, de frustración, de angustia.

A medida que crecía, la sensación se iba materializando en decisiones cada vez más difíciles y no solo con dos opciones, sino con más: qué carrera estudiar, cuál computadora comprar, para dónde ir de vacaciones, qué propuesta de empleo aceptar.

Los conceptos de FOMO (fear of missing out – miedo a perdernos de todo) y FOBO (fear of a better option – miedo a una mejor opción) cobraron vida hace años, solo que es ahora que podemos ponerle un nombre y agradecer que no estamos solos. Todos hemos sentido eso alguna vez o, mejor dicho, millones de veces.

Y es ese sentimiento el que se manifiesta de manera exacerbada, cuando pensamos en dejar la estabilidad de nuestros trabajos (o nuestra zona de confort), para embarcarnos al mundo desconocido del emprendimiento.

Es lógico que después de tanto tiempo haciendo lo mismo: cumpliendo un horario en una oficina, atendiendo a tus hijos en casa, trabajando en un restaurante para pagar tus estudios, pienses que no hay más opciones. Es lógico que tu deseo de abrir un café, de participar en un proyecto musical, de lanzar una aplicación para teléfonos inteligentes, se vea truncado por la falta de dinero, de tiempo o simplemente de seguridad… Y no te juzgo. Es más común de lo que crees y de lo más normal.

Pero no deberías renunciar a ese deseo. No todavía.

Lo que deberías hacer es empezar a pensar qué es lo que realmente te gustaría hacer, en qué área tienes talento, cómo podrías agregar valor, cómo podrías invertir tu dinero o tu tiempo y sentir algo completamente nuevo. Un alivio que jamás has sentido. Y es que para hacer lo que quieres, ya no tienes que elegir, solo tienes que dar un paso.

No te voy a pedir que te lances al vacío, que te embarques en un proyecto que fácilmente puede fracasar. No te voy a decir que debes ser valiente, que tu momento es ahora, que pongas en riesgo todo eso por lo que tanto has trabajado. Todo lo contrario.

Lo que te voy a pedir es que pienses, solo por un momento en que ésta sería la primera vez que vas a experimentar la sensación de que puedes tenerlo todo.

Tu trabajo, tu rutina, tus beneficios, tu día a día, tal y como lo conoces hasta ahora. Y esa emoción con la que sueñas, cada vez que te distraes en tu cubículo pensando en tu potencial, o en esas cosas que sabes que puedes hacer y que disfrutarías, sólo si pudieras.

Es para justamente eso que existe esta cultura. Una manera de vivir que te permite entrar en el mundo de emprendimiento sin arriesgar tu estabilidad económica, sin tener que elegir una opción y sin tener que dejar la otra atrás.

Existen 5 opciones para cada quien, porque no todos somos iguales. Esas opciones se crearon para que cuando termines de leer este post no te sientas frustrado, para que cuando termines de leer este post no sientas que esto que te estoy diciendo no es contigo. SÍ ES CONTIGO. Existen 5 tipos de Emprendedor 10% y tú eres uno de ellos, quizás hasta varios de ellos a la vez:

Ángel

Una persona que invierte capital en un emprendimiento, a cambio de recibir acciones.

Asesor

Una persona que aporta su experiencia, asesoría, conexiones o habilidades particulares, en un emprendimiento, a cambio de una remuneración en forma de acciones.

Fundador

Un emprendedor 10% que funda y maneja su propia empresa.

Aficionado

Un emprendedor 10% que integra el emprendimiento a su vida, como parte de una pasión o interés.

Emprendedor 110%

Un emprendedor a tiempo completo, que también actúa como un Emprendedor 10% al mismo tiempo.

Si todavía no puedes identificar cuál, puedes tomar este quiz y Patrick te dirá en menos de 10 minutos qué tipo de Emprendedor 10% eres.

Te está atrayendo la idea ¿verdad?

Así que cuando alguien te diga “no siempre se puede tener todo lo que se quiere” no le creas. Recuerda este post. Recuerda esta nueva noción de NO TENER QUE ELEGIR. Recuerda que si decides convertirte en un Emprendedor 10%, vas a poder trabajar por TODO lo que siempre has querido, sin miedo al riesgo.

Hazlo. El mundo del emprendimiento te está esperando.

 

Sobre la Autora

Hola,

Mi nombre es Paula Russa. Soy Licenciada en Letras, Directora Creativa y Escritora. Enamorada de las ideas, las palabras y los libros. El mundo del emprendimiento me capturó, decidí embarcarme en la aventura y ahora escribo sobre el tema para el blog de Patrick. Sígueme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *