Da el mejor “Elevator Pitch”

Por: Paula Russa

Imagina que estás en el lobby de un gran edificio, esperando a que el ascensor llegue. No hay nadie contigo, solo tú. De pronto la puerta se abre y en la pequeña cabina, que va de subida, hay una sola persona: nada más y nada menos que un inversor importante. Él va al piso 5 y tú quieres aprovechar ese instante para contarle de tu emprendimiento, ¿qué le dirías para llamar su atención, para capturar su interés y lograr que invierta en tu proyecto?

Ese breve discurso, que puedes dar en un ascensor o no, es lo que se conoce como “elevator pitch” o “discurso de ascensor”, porque debes, de una forma muy clara y contundente, dar la información de tu proyecto y lograr que algo pase.

Dicho esto, ¿cómo se da el mejor “elevator pitch”? Esa es la pregunta del millón de dólares, pero justamente estamos acá para darte un par de tips que te ayudarán a construir tu discurso de forma que puedas transmitir el mensaje en pocas y relevantes palabras.

Lo primero que debes hacer es escribirlo, y para hacerlo debes tomar en cuenta lo siguiente:

Define tu público objetivo

Jamás me cansaré de decir esto: debes saber para quién va dirigido tu producto o servicio. Trata de ser específico en este aspecto. Tener un target de 35 a 45 años no es suficiente. Tienes que encontrar tu nicho, el grupo de personas que verdaderamente vayan a necesitar lo que tú ofreces.

Ubica cuál es su problema

Estas personas van a adquirir lo que tú ofreces, porque tienen un problema o una necesidad, pero eres tú quien tiene que encontrar esa necesidad. Piensa en qué los impulsa a hacer lo que hacen, qué los desmotiva, cómo puedes hacer que sus vidas sean mucho mejores.

Sorpréndelos con tu solución

Una vez que ya saben quiénes son y qué les preocupa, muéstrales la solución a ese gran problema. Hazles saber que el resultado que obtendrán al adquirir tu producto o tu servicio les cambiará la vida.

RECUERDA LA FÓRMULA:

Target + Problema + Solución = Elevator Pitch

Una vez que tengas tu público definido, su problema identificado y tu maravillosa solución, no queda más que ponerse a trabajar para que ese discurso lo des como todo un experto.

Y para eso tendrás que hacer varias cosas:

  1. Escribe, escribe, escribe

Tu “elevator pitch” no saldrá perfecto a la primera. Debes tomar los tres aspectos anteriores y escribir tu discurso varias veces. Recorta por aquí, ponle más emoción por allá. Lo importante es que te apasione, que cuando tú lo leas sientas que se te acelera el corazón. Eso te va a pasar, pero debes sentirlo.

  1. Ensaya

Puede sonar extraño, pero lo mejor que puedes hacer para dar un “elevator pitch” que llame la atención es ensayarlo. Primero frente al espejo, luego frente a alguien de confianza y quizás, después, a un grupo de personas (amigos, familiares, compañeros de trabajo, etc.). Pídeles su opinión, pregúntales qué les parece, toma nota de todo lo que te digan y tenlo en cuenta para mejorar.

  1. No te lo aprendas de memoria

Debes conocer la estructura de tu discurso, no debes olvidar ninguno de los puntos de los que está compuesto, pero no lo recites como si fuera un mantra, una oración o un poema. Ponle emoción, adáptalo según tu interlocutor, sin alargarlo mucho agrégale un toque de storytelling, para que los potenciales inversores, clientes y futuros aliados vean que tú eres el dueño de tus palabras y de tu emprendimiento. Que nadie en el mundo sabe más de tu negocio que tú y a que a nadie le apasiona el tema más que a ti.

  1. Sé flexible

Muchas personas no dan espacio para las preguntas. Debes estar preparado a que te interrumpan, responder con amabilidad y asertivamente y no perder el hilo de tu discurso, para que los retomes cuando hayas aclarado las dudas. Recuerda que las reglas del juego no las pones tú, la pone quien o quienes te vayan a escuchar, porque la razón por la cual les estás hablando es para convencerlos a que formen parte de tu proyecto.

  1. Sonríe

Puede sonar tonto, pero hazlo. Relájate, conversa, deja que las palabras emerjan como si estuvieras narrando un cuento y muéstrate tranquilo y alegre de haber captado la atención de tus interlocutores. Un buen “elevator pitch” no es nada si no tiene alma, si detrás de él no hay un ser humano ansioso por transformar el mundo y mejorar la vida de las personas.

Con estos pasos y tips vas a poder dar un “elevator pitch” infalible.

Y si quieres aprender de founders reales no dejes de ver ejemplos de discursos, en la sección dedicada al “elevator pitch” del programa de TV Your Business, del canal MSNBC, en el que Patrick sale ocasionalmente a dar sus opiniones, junto a otro panelista. Ya verás que te serán muy útiles estos videos.

¿Quieres agregar algún otro tip para dar el mejor “elevator pitch”? Déjanos tus comentarios y conversemos al respecto.

 

Sobre la Autora

Hola,

Mi nombre es Paula Russa. Soy Licenciada en Letras, Directora Creativa y Escritora. Enamorada de las ideas, las palabras y los libros. El mundo del emprendimiento me capturó, decidí embarcarme en la aventura y ahora escribo sobre el tema para el blog de Patrick. Sígueme.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *